La magia de las mariposas

Símbolo de evolución, pero también de feminidad y sutileza, las mariposas MARIO HERNÁNDEZ han estado presentes en la marca desde hace 21 años. La línea que lleva su nombre es vestida cada temporada con diferentes efectos de color para que su cuero siempre renazca.

Las mariposas MARIO HERNÁNDEZ son parte fundamental del ADN de la marca. La belleza, el colorido y el proceso de desarrollo biológico de estos insectos alados, los convierte en una fascinante referencia de nuestra rica fauna colombiana.

En Colombia existen más de 3.500 especies, pero una de las más queridas por la firma es la Mariposa Morpho Azul, que se caracteriza por su gran tamaño (llega a medir hasta 20 cm) y su exótico color azul iridiscente, aunque este no es más que el producto de un efecto de la luz reflejada en las escamas de la parte superior de sus alas.

El particular tono fue tomado como inspiración para darle vida al nuevo logo de la marca y está presente en la colección Primario Color, combinado con amarillo oro. Por supuesto, las mariposas más importantes para la marca son las de la colección que lleva su nombre y cuya historia empezó hace 21 años.

Ver producto

Las Mariposas MARIO HERNÁNDEZ

Mario Hernández Zambrano se enamoró de las mariposas en 1999, cuando encontró en una curtiembre italiana unos hermosos cueros trabajados a mano con mariposas grabadas. Sin pensarlo dos veces, el empresario santandereano, nacido en Capitanejo, un pueblo al norte de Colombia, los compró y se los llevó a su fábrica de carteras en la zona industrial de Bogotá.

Estaba entusiasmado con la idea de crear una colección, pero al interior de la compañía la noticia no recibió el mismo respaldo. Aun así, como buen visionario, le dio vía libre a la línea. “¿Es que ustedes me van a comprar la producción? No, ¿cierto? ¡Entonces háganlo!”, fue su respuesta a los escépticos.

En el año 2000 nació “Celebra” y con la llegada de un nuevo milenio, MARIO HERNÁNDEZ pasó de enfocarse casi exclusivamente en el mercado masculino, a especializarse también en el femenino. El primer modelo fue un bolso de cordón o tula de cuero italiano grabado con mariposas que salió en edición limitada. Las primeras carteras se agotaron rápidamente.

En ese entonces, el empresario no sabía que aquello que visionaba para MARIO HERNÁNDEZ, una colección protagonizada por estos insectos alados, se convertiría en la línea emblemática de la firma. 21 años después es imposible concebirla sin ellos.

Nuevos colores cada temporada

Cada seis meses, la marca renueva el color de sus Mariposas para que siempre renazcan. Y así ha sido. Hoy, las Mariposas MARIO HERNÁNDEZ se reconocen en cualquier lugar de Colombia y en algunas partes del mundo.

Su éxito llegó, incluso, a la pantalla chica, gracias a que Marcela Valencia, uno de los personajes más sofisticados de la famosa telenovela Yo soy Betty la Fea, llevó carteras de la colección Mariposas en muchos episodios. Eso consolidó su condición de línea emblemática con solo tres años en el mercado.

En 2003, MARIO HERNÁNDEZ celebró su aniversario número 25 y decidió refrescar la línea. Para hacerlo, llegó a un acuerdo con la curtiembre italiana que le surtía los cueros de Mariposas con el fin de que le creara una placa exclusiva. Además, contrató al consultor de accesorios Carlos Mario Osman –quien ha asesorado a afamadas firmas internacionales como Gianfranco Ferré, Bally, Giorgio Armani y Roberto Cavalli–, para que realizara el diseño.

A partir de ese año, las Mariposas MARIO HERNÁNDEZ, que antes se hallaban puestas al azar sobre el cuero, parecen volar alrededor de una gran MH –iniciales de la marca–, con la que comparten protagonismo. Hoy, también, han pasado de habitar el material insignia de la marca para convertirse en herrajes metálicos y colgantes, e inspiraron la silueta de otra exitosa colección de la firma: Alas.

La presencia de estos hermosos y coloridos insectos alados en la marca es un símbolo del florecimiento y de la transformación que caracteriza tanto a MARIO HERNÁNDEZ como al espíritu de su fundador. No en vano es una de las colecciones más exitosas, tanto en ventas como en reconocimiento.


Creada por manos femeninas

El cuero con el que se fabrican las carteras y artículos de marroquinería pequeña de esta línea tiene un grabado o placa hecho en exclusiva para MARIO HERNÁNDEZ en Italia. Por su delicadeza, es tratado durante casi todo el proceso (a excepción del corte) por manos femeninas, pues las mujeres manejan la piel con mucha suavidad; de hecho, cuando se trabaja con colores suaves, quienes están en contacto con el cuero deben usar siempre guantes para resguardarlos

Ver producto

La creación de un producto de la colección Mariposas MARIO HERNÁNDEZ inicia en el departamento de diseño, ocupado casi exclusivamente por mujeres; allí se crean los bosquejos de los modelos de cada colección. Estos pasan luego al área de ingeniería (donde prima también el trabajo femenino) en la que se hacen los prototipos; luego, con el cuero y los patrones definidos, se sigue a la sección de corte.

Como los bolsos de la línea no requieren desbaste plano para reducir el calibre del cuero gracias a su placa exclusiva, el paso siguiente es el prearmado, momento en el que se ensamblan las partes pequeñas, y, posteriormente, el armado final. Después se continúa con los acabados, el control de calidad y el embalaje, pasos gobernados por manos de mujer.

“Siempre me han gustado las mariposas. Su historia es hermosa, así como su colorido, su diversidad y su proceso de transformación. Por eso las quise en la marca y por eso siguen en ella hasta hoy”, dice Mario Hernández de su colección emblemática.

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

  • La vida es una oportunidad

    Leer más
  • Missache: tradición y artesanía

    Leer más
  • MARIO HERNÁNDEZ actualiza sus colecciones para hombre

    Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *