Un Club Social para los que persiguen sueños

Desde 1978, MARIO HERNÁNDEZ ha creado un estilo propio, lejano a los dictados de quienes dicen lo que debes o no usar. Un espacio para soñadores en el que todo es posible si se trabaja para conseguirlo. Descubre su historia.

Mario Hernández Zambrano, fundador de la marca, es un hombre hecho a pulso. No nació en cuna de oro ni recibió un millonario legado que continuar. Creó su propio destino y labró paso a paso un camino que lo ha llevado al éxito a pesar de los obstáculos y las adversidades.

Emprendedor desde los 10 años —época en la que apoyaba a su mamá con la venta de tamales los fines de semana o de sombrillas en temporada de lluvias—, con esfuerzo, persistencia y determinación, creó hace 45 años una marca que refleja la autenticidad y berraquera que lo caracterizan.

Tras años de arduo trabajo, y si bien no contaba con los apellidos rimbombantes ni reconocidos de las familias prestantes de la época, se sintió con la confianza necesaria para desafiar su suerte en la puerta de la alta sociedad: un prestigioso club social.

Vestido con esmero y una sonrisa radiante, ingresó al lugar con la esperanza de encontrar su sitio en ese mundo de lujo y esplendor.

Pero su anhelo se vio frustrado cuando las puertas se cerraron ante él. Todo parecía indicar que los arquetipos de esa sociedad elitista le habían dicho de frente: “Este no es tu lugar”.

Y aunque la situación podría haberlo desanimado e incluso hacerlo desistir, no fue así….

Decidió crear uno propio. Un sitio en el que nadie te dice si tienes lo necesario para pertenecer o no. Un lugar para personas auténticas, donde el único requisito es que creas en ti mismo(a)… Su marca.

El club de los que persiguen sus sueños

Y es que el estilo de MARIO HERNÁNDEZ nació de una persona rechazada por un club social.

Las dificultades vividas le enseñaron que de cada desafío surge una oportunidad y que los fracasos son trampolines hacia el éxito.

Con un espíritu inquebrantable y una actitud perseverante, en lugar de dejarse llevar por la desesperanza, decidió levantarse y crear un espacio para él y para aquellos que también habían sido excluidos de la alta sociedad.

Uniendo fuerzas con otros soñadores, salieron a fundar su propio club social.

Este es el espíritu que encarna MARIO HERNÁNDEZ en el 2024: el Club Social Persiguiendo Sueños, un lugar donde de la autenticidad y la berraquera son protagonistas.

Y es que no importa lo que digan o piensen los demás de ti. No importa si te dicen que no perteneces o que no tienes lo indispensable para conseguir lo que te propones. Si lo puedes soñar, lo puedes hacer.

Para llevar a cabo tus proyectos, solo necesitas un espíritu libre y una determinación incansable. Y la profunda convicción de que tienes la berraquera para realizarlos.

Por eso nuestra invitación este año es a creer en ti. A que creas que los sueños se hacen realidad cuando se persiguen con pasión.

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

  • Al son de Papá: una melodía que se lleva en la sangre

    Leer más
  • Guatavita, una historia de leyenda y de riqueza natural

    Leer más
  • Palenque Jacquard, el regreso de los textiles enriquecidos al universo MARIO HERNÁNDEZ

    Leer más
  • Homenaje: maestría artesanal

    Leer más