Capítulo 1

Hoy mi nombre está al servicio de muchas personas, de una organización, de su bienestar: mi palabra es mi firma. Si antes tuve que mantenerme a mí y a mi familia, hoy mi responsabilidad como empresario está en sostener una organización de la que, directa o indirectamente, dependen miles de personas en el mundo.

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

  • 45 años de experiencia se unen con el talento emergente y local

    Leer más
  • El carriel: renace un clásico antioqueño

    Leer más
  • Guatavita, una historia de leyenda y de riqueza natural

    Leer más
  • Las pequeñas aves que inspiraron a MARIO HERNÁNDEZ

    Leer más