León Dormido y MARIO HERNÁNDEZ, dos grandes se unen en una edición especial para celebrar el amor

Una versión de lujo del ron de la Industria Licorera de Caldas, resguardado en un estuche inspirado en el saber hacer que reúne a la firma marroquinera con los maestros alquimistas de este destilado Premium, se lanza durante el mes del Amor y la Amistad para quienes buscan regalos únicos que expresen la profundidad del sentimiento por las personas que están más cerca de su corazón. Descubre acá los detalles de esta particular alianza.

MARIO HERNÁNDEZ ha dedicado los últimos dos años a establecer alianzas estratégicas con marcas de lujo para explorar diversas facetas de su potencial creativo.

Este año, en el mes del Amor y la Amistad, presenta una edición especial en la que reúne su saber hacer marroquinero, una experiencia cultivada por más de 45 años, y la de los maestros roneros de León Dormido.

Creado por manos expertas en el corazón cafetero de Colombia, este destilado Premium de la Industria Licorera de Caldas, suave y con carácter, se caracteriza por la combinación de notas de vainilla, caramelo y madera, y especialmente, por el líquido color granate, logrado gracias a que se finaliza en barricas de Oloroso (una variedad de vino) traídas desde España.

Así, León Dormido pasa sus últimos meses absorbiendo notas y sabores que lo hacen único, como únicas son las aguas de manantial del Volcán Nevado del Ruiz que le dan vida.

Una alianza de lujo con sabor artesanal

El amor por la cuidadosa selección de los mejores ingredientes es uno de los tantos puntos de encuentro entre León Dormido y MARIO HERNÁNDEZ, marca que se ha caracterizado por elegir las materias primas más nobles del mercado para ofrecer productos de lujo que cuentan historias.

Esto último también reconoce tanto al ron Premium como a la firma marroquinera, pues León Dormido nació como un homenaje a uno de los iconos más importantes de la región y el país, el volcán Nevado del Ruiz, y MARIO HERNÁNDEZ acude con frecuencia al mágico realismo de Colombia para inspirar sus colecciones.

El color madera de la tapa es similar al tono de la palma de iraca con la cual se tejieron los detalles del baúl. Esta fibra natural nace en las montañas de Caldas, lugar de origen de León Dormido.

Por supuesto, el carácter artesanal de las dos marcas es otra de las confluencias de estos dos grandes colombianos, expertos en crear obras maestras que representan la fusión perfecta entre la destilería de Ron premium y el sabe hacer marroquinero. Y eso se demuestra no solo en el fondo (el líquido y su proceso único), sino también en la forma.

La elegante y sofisticada botella asemeja una corona, que representa la tradición y la excelencia del trabajo de los maestros roneros, mientras el baúl resalta el granate del ron y evoca las barricas de vino en las que se finaliza este licor.

El baúl se elaboró con un cuero tipo “pull up”. Se trata de una piel de anilina o piel de flor (un cuero curtido al que no se le añade ninguna capa de cobertura superficial) que cuenta con un acabado de ceras y aceites que le confiere un tacto suave y muy agradable, así como resistencia y durabilidad. Se llama “pull-up” por el efecto que hace al estirar la piel, pues aparece el color claro debajo, generando un contraste de tonalidades.

Además, esta pieza única tiene un forro interno con patrones estampados, exclusivos de MARIO HERNÁNDEZ, que evocan la fauna y la flora colombiana.

Este estuche especial se lanza en el mes del Amor y la Amistad para quienes buscan regalos únicos que expresen la profundidad del sentimiento por las personas que están más cerca de su corazón.

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

  • 45 años de experiencia se unen con el talento emergente y local

    Leer más
  • Sombrero AGUADEÑO, la historia de un icono protegido por la “denominación de origen”

    Leer más
  • Boyacá: descubre todo lo que tiene para ofrecer

    Leer más
  • Las mariposas de las madres colombianas

    Leer más